Daniela Ospina Loaiza, pareja sentimental del exsenador Mario Castaño, fue condenada a cinco años de prisión al identificarse como integrante de una red de corrupción que direccionó contratos “a dedo” de obras públicas en varias regiones del país.

A Ospina Loaiza se le imputó el delito de peculado por apropiación, cargo que la procesada aceptó. Del mismo modo, la mujer manifestó su intención de también reconocer el delito de concierto para delinquir, el cual le imputó la Fiscalía en marzo del este año cuando fue capturada.

También puedes leer: Fiscalía investiga contratos por $112 mil millones, relacionados con el caso de Mario Castaño

La novia de Castaño deberá, además de pagar la pena penitenciaria, reponer un total de 80 millones de pesos luego de comprobarse que era ella quien administraba los dineros y cubría los pagos a los demás integrantes del entramado criminal del exsenador.

Por otro lado, el ente investigador señaló que Ospina Loaiza suscribió un contrato de prestación de servicios profesionales con el Senado por un valor de 20 millones de pesos, pero no habría ejecutado las tareas contempladas de ese acuerdo.