Momentos de angustia vivieron los habitantes del barrio López de Mesa, en el noroccidente de Medellín, cuando se incendió la casa en donde se encontraban encerrados dos niños de 7 y 11 años; ambos fueron rescatados con vida.

Otra grave conflagración se presentó en las últimas horas en el barrio Santa Cruz, nororiente de la ciudad, en donde las llamas afectaron cuatro viviendas y tres locales comerciales.

Por otra parte, las autoridades y cuerpos de socorro también atendieron tres incendios forestales en laderas y bosques. 39 personas quedaron damnificadas, entre ellas ocho niños.

“Se atendió por parte del Cuerpo de Bomberos, se controlaron las llamas pero adicionalmente la Comisión Social atendió las familias de los inquilinatos, un total de 10 familias que se autoalbergaron”, concluyó Zapata.

Publicidad