Delincuentes disfrazados de policías y con una falsa orden de allanamiento robaron 200 millones de pesos y 700 gramos de oro de una joyería en un centro comercial.

La Policía inició investigación para dar con los responsables del cinematográfico robo.

Los delincuentes dejaron algunas pistas que lograrían esclarecer el caso.

La zona permanece custodiada con vigilancia privada para evitar nuevos atracos en esta época de diciembre.