Por medio un comunicado, el Clan del Golfo habría dado terminado el denominado paro armado que generó graves afectaciones de seguridad en al menos 11 departamentos del país.

“El Bloque Central Urabá da por terminado el paro armado, invitamos a nuestra base social ya la ciudadanía en general a continuar a partir de las 12:00 de la noche a sus actividades cotidianas, destaca la organización armada en su carte

Según el grupo armado al margen de la ley, la orden de incinerar vehículos y de obligar a confinamientos se dio por justificar la extradición de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’.

“Por la decisión del Gobierno soberbio, nefasto, mezquino por presentar al comandante Otoniel como un gran criminal para justificar su extradición...”, explica un punto de la carta.

Por su parte, el Ministerio de Defensa publicó un informe con el balance de las afectaciones del paro: 3 civiles muertos, un policía y dos militares asesinados. Además, fueron 187 automotores atacados -en su mayoría incinerados- y un total de 141 municipios atacados.

También puedes leer: Tragedia en Boyacá: Tres niños y un adulto murieron ahogados en el lago de Tota

La Policía de Tránsito y transporte sigue acompañando a los conductores de vehículos de carga y buses intermunicipales con el fin de prevenir más retaliaciones.

La Policía también dio respuesta frente a unas denuncias en redes sociales donde se mencionaba una presunta alianza entre la Policía y el Clan del Golfo por un video que fue difundido.

Desde la Dijín hay orden directa de encontrar a los principales cabecillas del Clan del Golfo quienes tienen circulares azules de Interpol. En total se contabilizaron 175 capturas en medio del denominado paro armado.