La reapertura de la educación superior con “alternancia” comenzó paulatinamente en las universidades privadas en Bogotá, con el inicio de ciertas actividades en laboratorios y talleres de artes, entre otras actividades.

Adaptando los protocolos establecidos por la Alcaldía Mayor, algunas de las sedes comenzaron a abrir sus puertas, con aforos limitados de estudiantes y con medidas estrictas de higiene y distanciamiento social.

La Universidad del Rosario inició ya actividades presenciales en su programa de medicina y en maestrías. El rector del Rosario Alejandro Cheyne explicó que programas que requieren de escenarios de práctica ya tienen un componente presencial con el modelo de aprendizaje basado en retos.

En la Universidad de la Sabana, se implementó un modelo opcional o voluntario de retorno a la presencialidad “los estudiantes tienen plena libertad para asistir al campus o para continuar sus clases remotas desde sus casas. No están obligados a ir al campus si así lo consideran”, explicó el rector Obdulio Velásquez.

Entre tanto, el director de Recursos Físicos de la Universidad Javeriana, Javier Forero, en la Universidad Javeriana explicó que, tras hacer un perfil epidemiológico de la comunidad educativa, se estableció un protocolo seguro para regresar a prácticas en las facultades de medicina, enfermería, artes, odontología, enfermería, ciencias e ingeniería.

Publicidad

El gerente Académico de la Universidad EAN, Mauricio Díez informó que en esa institución están listos para el retorno opcional en octubre, a las actividades presenciales. “Hoy de nuestra comunidad académica aproximadamente el 37 por ciento de los estudiantes manifiesta disposición de regresar a algún tipo de actividades presenciales”, explicó.