Con el asesinato de dos personas en el municipio de Argelia, a la salida de una discoteca, son 578 las personas ultimadas con arma de fuego en el departamento del Cauca. Para las autoridades, la presencia de cultivos de uso ilícito ha disparado el número de crímenes por parte de grupos al margen de la Ley.

En circunstancias aún no establecidas fueron ultimadas con disparos de arma de fuego dos personas en pleno casco urbano de Argelia, cuatro más resultaron heridos, lo que eleva el número de víctimas fatales a 75 en ese municipio.

“Tenemos una cifra de 578 homicidios en lo que va corrido del año”, indicó Luis Cornelio Angulo, secretario Gobierno del Cauca.

Estos crímenes se han cometido por ataques con arma de fuego y serían producto de control territorial de grupos al margen de la Ley.

En el casco urbano de Toribio un menor de 11 años falleció víctima de una bala perdida en medio de un hostigamiento de la Columna Dagoberto Ramos contra la estación de Policía. José Puscué Tenorio hacia parte de un Cabildo Indígena.