En la cafetería del Colegio Jorge Robledo en el occidente de Medellín, quedó restringida la venta de gaseosas y jugos no naturales, todas estas bebidas fueron retiradas por las directivas que argumentan ser nocivas para la salud y alimentación de los menores.

El rector del Colegio Jorge Robledo, Federico Guillermo García, aseguró: ‘’encontramos que en una bebida azucarada hay 14 cucharadas de azúcar y en un jugo natural es lo que le eches o la fructuosa, preferimos ofrecer los propios jugos sacrificando la ganancia porque son más altas en la gaseosa, pero preferimos ganar en términos de salud de los muchachos’’.

Esta institución lleva 50 años de funcionamiento y se convierte en el primer colegio de Medellín en retirar definitivamente las bebidas azucaradas para los grados de primaria y secundaria.

‘’En este colegio la cafetería es un propósito educativo para la institución. Tiene fines formativos, también si ustedes ven no tenemos líneas demarcadas ni tubos, parte de la formación es respetar el puesto en la fila, es educar desde el comer no es un negocio’’, agregó García.