La administración municipal decidió que los estudiantes de los establecimientos oficiales de toda la ciudad continuarán sus procesos educativos a distancia, tal como se viene haciendo desde mediados de marzo, cuando el Gobierno Nacional decretó la emergencia social y sanitaria por el COVID-19.

“En Soacha los niños y jóvenes no regresaran a clases presenciales este año; no vamos a arriesgar lo más sagrado que tenemos”, aseveró el alcalde Juan Carlos Saldarriaga explicando que la determinación se tomó entendiendo la situación frente a la pandemia y tras escuchar las opiniones de padres de familia, rectores, profesores, sindicato y magisterio.

“Es absurdo e irresponsable hablar de alternancia”, dijo el primer mandatario de los soachunos, quien también afirmó que “tenemos que llegar al pico de contagios y superarlo rápido; saldremos adelante de esta situación”.

Y es que el coronavirus ha tenido un impacto en las distintas dinámicas y realidades de la sociedad; el sector educativo en consecuencia ha enfrentado un gran desafío, por lo que la toma de decisiones se hace teniendo como premisa las recomendaciones de cuidado, autocuidado y distanciamiento social.

“Seguimos avanzando por la educación y nos preparamos para que a partir de febrero nuestros hijos estudien con mayor confort”, puntualizó Saldarriaga.

Publicidad

Las declaraciones las hizo el alcalde durante la entrega de 1.440 pupitres nuevos para el Colegio Julio César Turbay Ayala, de la comuna 4, que permitirán mejorar la calidad educativa en el plantel una vez se retomen las actividades presenciales.