La convención de la OCDE contra el soborno transnacional que actúa desde hace más de 20 años fue analizada por la ONG, Transparencia por Colombia, para determinar cómo están algunos países en temas de corrupción.

Fueron 47 países los que se midieron, entre ellos Colombia, la implementación para atacar la corrupción internacional en 2018 ¡era nula!, lo que quiere decir que se cometían muchas fechorías y sobornos por falta de políticas, sí, más que ahora.

Y es que para este año y según la ONG, nuestro país pasó de un nivel de implementación nula a un nivel de categoría limitada.

Aunque no es buena la calificación, se afirma que es un avance en la lucha contra este flagelo que históricamente ha atacado a Colombia, el soborno a gran escala de empresas multinacionales.

Sin embargo, queda mucho por hacer, la mayor preocupación es no tener un régimen de protección a reportantes y denunciantes de corrupción en el ámbito público y privado.

Publicidad

Por eso la necesidad de implementar el registro de beneficiadores finales que ya existe en nuestra legislación pero que no ha sido puesto en marcha.

También falta complementar el régimen de responsabilidad de las personas jurídicas con responsabilidad penal.