El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, expresó su condolencia y solidaridad a Indonesia tras el tsunami que golpeó la costa del Estrecho de Sonda y que causó la muerte a, al menos, 281 personas.

«Expresamos al Gobierno y al pueblo de Indonesia nuestra solidaridad por las pérdidas humanas, por el dolor de los heridos y lo que están viviendo los cientos de damnificados. Hacemos votos por su pronta recuperación, así como de las comunidades afectadas», dice un comunicado de la Cancillería.

El tsunami que golpeó la costa del Estrecho de Sonda, entre las islas indonesias de Sumatra y Java, ha causado la muerte a 281 personas además de heridas a 1016, aunque el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas.

La tragedia se produce apenas tres meses después de otro registrado en el país y que dejó más de 2000 muertos y 200.000 desplazados.