El presidente de la República, Iván Duque, reiteró el llamado a los países productores de café en América Latina para trabajar conjuntamente en busca de un mercado mundial transparente y con precios justos para los productores del grano de la región.

Asimismo, argumentó que “una de las grandes hipocresías del mercado mundial del café ha tenido que ver con tratar de homologar, de equiparar, la producción de la arábiga con la producción de la variedad robusta”.

Esta afirmación la hizo al explicar que el café arábiga tiene condiciones muy específicas y propias en sus ciclos de producción, debido a que tiene un tratamiento de los suelos y del sombrío muy distinto ya que tiene una exquisitez y finura propia.

Duque hizo un llamado a todos los presidentes cafeteros de Latinoamérica, para que defiendan la diferenciación de los productos que acá se cultivan y para que se busque que sean pagados con el debido precio.

De igual forma, sostuvo que por eso el Gobierno busca, a través de Procolombia, promover cada vez más los cafés.

Porque el que se toma un café colombiano se está tomando un café diferente, exquisito, distinto a los que quieren muchas veces promover los que se benefician a través de la mezcla y no hacen la debida diferenciación

agregó.

Publicidad

Finalmente, informó que se avanza en la tarea de promover el consumo interno de café, y recordó que para financiar una campaña masiva en los medios de comunicación, ya se lograron los primeros 2.400 millones de pesos.