Colombia propone nueva metodología para medir resultados de lucha contra la droganacional

Colombia propone nueva metodología para medir resultados de lucha contra la droga

Vanesa Peralta - 14 de marzo del 2018 7:10 am

[ngg_images source=»galleries» container_ids=»278″ display_type=»photocrati-nextgen_basic_thumbnails» override_thumbnail_settings=»0″ thumbnail_width=»240″ thumbnail_height=»160″ thumbnail_crop=»1″ images_per_page=»20″ number_of_columns=»0″ ajax_pagination=»0″ show_all_in_lightbox=»0″ use_imagebrowser_effect=»0″ show_slideshow_link=»1″ slideshow_link_text=»[Mostrar presentación de diapositivas]» template=»/srv/wordpress/wp-content/themes/canal-uno/nggallery/gallery-canaluno.php» order_by=»sortorder» order_direction=»ASC» returns=»included» maximum_entity_count=»500″]

El vicepresidente, general Óscar Naranjo, habló ante el pleno de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas y propuso siete enfoques que tienen que ver con la voluntad de los Gobiernos, las políticas públicas, la fortaleza institucional, la efectividad de los estados, el esfuerzo fiscal y la gobernabilidad democrática, con el fin de medir el desempeño de los Estados en la lucha antidrogas.

 “En este marco, la medición del desempeño de los Estados, y es nuestra propuesta hoy en esta asamblea, debería ser multidimensional. Esto nos permitirá salir del viejo paradigma de que el éxito o fracaso, depende de la cantidad de droga que se produzca o el volumen de droga que se consume. Un enfoque multidimensional para medirnos Estado a Estado parece imperativo”, dijo Naranjo ante los representantes de los 53 Estados Miembro de la comisión en Viena, Austria.

Agregó que “un enfoque multidimensional implica revisar con qué institucionalidad se aplica la política pública. Hoy nos preguntamos si la arquitectura institucional que enfrentó el crimen el siglo pasado y a comienzos del siglo 21, es suficiente o si se demandan transformaciones estructurales, funcionales y orgánicas a esa institucionalidad”.

El vicepresidente considera que se debe empezar a evaluar la efectividad con la que se cumplen las metas y cómo se integran los esfuerzos con la sociedad civil. Sobre este punto, señaló que “en nuestro país los años y el costo en víctimas han demostrado que se debe involucrar a todos los actores para que el esfuerzo no sea infructuoso, desgastante y poco efectivo”.

Finalmente, Colombia afirmó que varios gobiernos reconocen hoy en día que las medidas que se han tomado para reprimir el mercado de las drogas ilícitas han sido insuficientes y por eso se reitera el llamado para que se cambien las condiciones de vulnerabilidad que tienen las comunidades impactadas por esta problemática.