La primera dama, María Juliana Ruiz, participó en la II Conferencia Internacional de Migración ‘Nuevos Retos, Nuevas Esperanzas’, evento convocado por el Gobierno de Honduras, en el que destacó que Colombia ha acogido a más de 1,7 millones de venezolanos, “una cifra que sitúa a Colombia en el segundo puesto en migraciones masivas y movilizaciones generalizadas, después de Siria”.

Le puede interesar: Amplían al 50% de ocupación máxima en transporte masivo

“Hemos tenido una política de acoger a los demás ciudadanos de países cercanos bajo una premisa que además el presidente Duque ha acentuado y ha querido resaltar, y es esa recepción bajo los principios de solidaridad, humanidad y gratitud recíproca e histórica entre nuestras naciones”, añadió la primera dama..

La primera dama subrayó la importancia de acciones como el Permiso Especial de Permanencia (PEP), el cual ha aportado a la regulación de los venezolanos que se encuentren en el territorio nacional, y la resolución que otorga nacionalidad a niños venezolanos nacidos en Colombia, que aplica para quienes nacieron en el país después del 18 de agosto de 2015 y se encuentran en riesgo de apátrida (persona que carece de nacionalidad legal), medida que ha cobijado a más de 24.000 menores de edad.

También se refirió a las transferencias monetarias que se dieron a los ciudadanos venezolanos que se encontraban en el territorio nacional, para que pudieran recibir una mensualidad que les permitiera su sustento. También se generaron políticas de atención a la niñez y a la adolescencia, enfocada en esa capacidad de contener, lo que evidentemente pasaba incluso en hogares colombianos, de tornarse actos, a veces, violentos o agresivos dentro de los hogares contra los niños, niñas y adolescentes.

Vea también: Tragedia en Japón: cerca de 6.000 vacas terminan ahogadas en el mar