A Paula Durán se le diagnóstico un tumor cerebral durante su tercer embarazo, cuyo hijo esperaba con Sergio Vega. La mujer comenzó a presentar mareos, vómitos y dolores de cabeza que no eran iguales a sus otros dos embarazos, en los que procreó a dos niñas.

La vida de esta pareja de colombianos, que actualmente reside en Concord, condado de Contra Costa, ubicada en el estado estadounidense de California, empezó a tornarse de gris tras el diagnóstico que les emitieron el 28 de noviembre del año anterior.

“Nosotros llevamos una vida normal, mi esposa es una mujer sana de 27 años. Estando acá en Estados Unidos nos dieron la noticia de que íbamos a ser papás por tercera vez”, aseguró Sergio, en declaraciones recogidas por Univisión. “La llevé por urgencia al hospital de Martínez y pues le hicieron estudios pertinentes y a las 11 de la noche nos dicen que ella tiene un tumor en el cerebro, añadió.

Aunque por fortuna lograron extraele parte del tumor, a la par de que su recién nacido se recuperaba, a Paula le diagnosticaron un cáncer en el estómago que no tenía cura, tan solo dos días después del primer reporte.

También puedes leer: Un escorpión es la clave para para hundir a Ovidio Guzmán en EE. UU.

“Una visa por la vida”

Tras la infortunada noticia, en la que los médicos auguraban tan solo un mes de vida más para Paula Durán, Sergio Vega acudió a todas las vías posibles para solicitar una visa americana, tanto para sus padres como para sus suegros, con el fin de que todos estuvieran reunidos.

“Le he escrito al presidente, le he escrito a todo el mundo por Instagram para que por favor me ayuden con esa visa. Necesitamos una visa humanitaria para que ellos estén acá, para yo poderlos traer y vivir los últimos días de mi esposa en armonía y en familia”, dijo Sergio, a la vez que también dijo haber pedido irse con su esposa a Colombia, petición que los médicos no recomendaban porque “la presión de la altura le podía inflamar el cerebro”.

Paula Durán también quizo sumarse a la iniciativa y, por medio de un video, le pidió al presidente Joe Biden otorgar una visa humanitaria para tener a su familia cerca.

Conozca más: Comensal dio de baja a ladrón en restaurante y devolvió el dinero que había robado a los clientes

“Empieza un milagro”

Hasta el día de hoy la situación parece tomar un giro de 180° grados. Sergio Vega, esposo de Paula, anunció mediante un post en Instagram (red social donde ha venido documentando el caso) que la situación de salud de su mujer estaría empezando a cambiar positivamente.

“En el apartamento 1118, acá en Concord, California, se está empezando a obrar un milagro, realmente estamos empezando a sentirlo. Hemos tenido 3 días acá en el apartamento y hemos visto el cambio en ella, comenta Sergio Vega con optimismo.

Dicho síntoma vino por cuenta de una revelación que hizo el ciudadano colombiano, en la que contactó a un médico italiano llamado Antonio Mohamed, quien le dio asesoría sobre que productos comprar para realizar el tratamiento.

“Tengo el tratamiento que va a levantar a mi esposa, con la cual voy a llegar hasta viejito. Estoy muy motivado y recargado de energía porque acá en la casa he podido descansar un poco más. He dormido al lado de ella y la he podido abrazar […]. Cada vez que conseguía un producto me daba mucha felicidad porque sé que me ayudará a tener a mi esposa por mucho tiempo más”, contó Vega.