Tras suspenderse el ingreso de pasajeros internacionales, para contener la propagación del COVID-19, la Cancillería informó que dentro de su plan de asistencia, han podido retornar 1.910 connacionales que estaban en viajes temporales y resultaron varados en Canadá, Honduras, Panamá, México, Estados Unidos, Perú, Chile, Francia, Emiratos Árabes, Suiza, Brasil y República Dominicana.

“Han sido 20 vuelos, en los que los costos de los tiquetes fueron pagados por los viajeros a compañías comerciales y privadas, y que se aprueban por razones humanitarias”, señala la Cancillería.

Este modelo es análogo al de otros países y nos exige una coordinación meticulosa de Cancillería con Migración Colombia, Ministerio de Transporte, Aeronáutica Civil y autoridades sanitarias y de policía.

“Adicionalmente, ya hemos girado recursos del orden de 7.000 millones de pesos a 94 consulados que registran colombianos atrapados en distintos países, y que demuestran insolvencia económica, para apoyarlos en necesidades de subsistencia”, agrega.

Dentro del plan, hay prioridad a las personas más desprotegidas, como los adultos mayores, las mujeres gestantes, las familias con niños y las personas en situación de discapacidad.

Nuestro compromiso con los colombianos que están por fuera es permanente. Expreso mi reconocimiento a todos los funcionarios de la Cancillería, los consulados y embajadas que con responsabilidad y dedicación trabajan día y noche para acompañar a los connacionales, agrega la canciller Canciller Claudia Blum.