En Santander condenan a cuatro años de cárcel a Hamilton Hernández, un comerciante por una deuda de $320.000.

En el año 2009, Hernández decidió emprender su negocio de ventas de calzado femenino, pero para la liquidación de su  actividad comercial correspondiente al periodo 2009-2010, contrató los servicios de un contador que no liquidó la suma de dinero de forma correcta.

Lea más: Pago de subsidios a adultos, disponible desde el próximo 20 de diciembre

De esta manera, Hernández no entregó $320.000 a la DIAN por concepto de impuestos sobre las ventas; su contador y abogado tan pronto se enteraron que se había iniciado un proceso, le aconsejaron que no tomara ninguna acción en caminada a pagar esa deuda, según ellos, porque esa deuda se extinguiría con el paso del tiempo.

Aunque la deuda se extinguió, dio paso a una deuda penal en que la Fiscalía lo está acusando de omisión, de agente retenedor y recaudador de impuestos.

Podría leer: ‘Esperamos que surjan otros proyectos para producir vacunas’: Ministro de Salud

En 2018 fue capturado y condenado a cuatro años de cárcel. Actualmente, lleva 22 meses encerrado en su casa ubicada en el municipio de El Playón, Santander, y aún le hace falta 26 meses para terminar la condena.