Durante el primer día de alerta roja en Cali cuatro establecimientos fueron sancionados por incumplir el toque de queda y la ley seca decretados hasta el 23 de diciembre.

Muchos de ellos no cumplen con protocolos de bioseguridad, aglomeración, uso de suelo”, dijo el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Rojas.

Mientras las autoridades vigilan que se cumplan las restricciones, decenas de comerciantes reclaman la severidad de las mismas, dicen que tendrán mayores afectaciones en su economía.

«Todas las personas que estamos perdiendo el empleo, las reservas nos las cancelaron en un 100% para esta fecha, tenemos incertidumbre de lo que vaya a pasar del 25 al 30 de diciembre”, aseguró el presidente de Asobares del Valle del Cauca, Manuel Pineda.

Publicidad

De otra parte en centros comerciales comenzó el control a los clientes que solo pueden ingresar de acuerdo a su último dígito de cédula.

«A partir de hoy se independiza la zona comercial de la gastronómica aplicamos de forma estricta para acceder a la zona comercial«, señaló la directora jurídica del Jardín Plaza, Margarita Betancourt.

Las restricciones rigen hasta el 23 de diciembre, en todo el comercio deberán exigir estrictamente el uso del tapabocas y no pueden permitir aglomeraciones.