Cinco veredas se movilizaron para buscar a una niña de 13 años de edad que llevaba varias horas perdida en inmediaciones de la vereda El Paraíso, norte de Popayán. El sujeto la llevó hasta una alcantarilla y procedió a violarla, por lo que los vecinos, al enterarse de los hechos intentaron lincharlo.

La alerta en la comunidad de El Paraíso, El Hogar, Pisojé y otros, se dio por la desaparición de una menor de edad. Un tío de la pequeña la ubicó amordazada al interior de un predio, junto a una vivienda.

Marlene Gutiérrez Lúligo, abuela de la menor, dijo que “ella nunca va a estar tranquila por eso. Que hagan justicia, todos los años que puedan“.

Fue necesaria la presencia de la Policía para evitar que la enardecida turba hiciera justicia por mano propia contra este hombre que se dedicada a oficios varios, incluso los vecinos lo señalan de practicar brujería.

El coronel Nelson Díaz Pinzón, comandante de la Policía Metropolitana, sostuvo que “la comunidad enardecida trata de afectar el tema de la captura, trataron de quitarle el capturado a la Policía y cobrar justicia por sus propias manos, pero esto tampoco lo podemos permitir teniendo en cuenta que se le debe salvaguardar la vida a estas personas que han cometido delitos”.

Un juez de control de garantías avaló la captura y la imputación de cargos por secuestro simpe y acto sexual con menor de 14 años, a esta hora se define si el operador judicial lo cobija con medida de aseguramiento.