Con pasacalles la comunidad de los barrios del suroccidente de Barranquilla rechaza la instalación de “medidores inteligentes” anunciados por la empresa de energía Air-e.

Lo que la entidad prestadora del servicio de energía presenta como un avance en la manera de medir el consumo, genera una inconformidad social entre muchos usuarios en sectores en los que nunca han tenido un contador.

Lea más: Con gran almuerzo comunitario alimentarán a mil niños en Cartagena

Nosotros somos de estrato uno. La mayoría de nosotros vivimos del día a día. Son cuestiones que se me salen a veces de las manos”, sostuvo el usuario Johan Bravo.

“Yo no quiero el medidor porque soy trabajador independiente y el sueldo que gano no es el mismo que un sueldo de un presidente. Opino que la luz que sea una tarifa normal y las tiendas que paguen otra tarifa más alta“, precisó Reinaldo Camacho, otro habitante.

Podría leer: Retiran a profesor del Distrito señalado de varios casos de abuso sexual

Aquí en el barrio Santo Domingo, en el suroccidente de Barranquilla, en el 80 por ciento de las viviendas no hay contadores y la mayoría de usuarios pagan por promedio.

La empresa comunicó que se trata de una manera de que los usuarios puedan controlar el consumo.

Estos equipos de medida son a cargo cien por ciento de la compañía, no van a generar ningún costo adicional. Es un avance tecnológico, por qué, porque son equipos que hoy en día dan mejor precisión, podemos tener mucha más certeza del consumo”, manifestó John Jairo Toro, gerente de Air-e.

Lea más: Desde Venezuela se ordenó ataque al presidente Duque y la Brigada 30: Mindefensa

La entidad sostiene que es una manera de controlar el fraude. “La inconformidad es porque hay un problema grande de fraude en el servicio de energía”, precisa Toro.

Son cerca de 110.000 medidores que Air-e espera instalar en los departamentos de Magdalena, Atlántico y La Guajira.