16 globos gigantes y solares se vieron este martes en el firmamento del municipio de Envigado, sur del área metropolitana de Medellín. Una tradición que lleva 20 años cada 31 de diciembre, y que surgió de la búsqueda de alternativas a los globos de papel con mecha que provocan tantos accidentes.

«Son globos que funcionan como lo dice el nombre, con el sol, están elaborados en plástico por lo general acompañados del color negro, que el color negro es el que va a calentar el aire en el interior y los va a hacer volar, eso es lo que reemplaza la mecha», dijo Alejandro Uribe, organizador del Festival de globos solares en Envigado.

La temática fue el viaje al fondo del mar: tortugas, erizos, medusas, pulpos y un gigantesco tiburón martillo de 50 metros; pero la sensación fue un calamar gigante o kraken de 65 metros.

«Más que todo con el kraken que fue como la sensación del día de hoy, algo que nunca se había visto en los festivales la interacción del público con los inflables, se vio la alegría de la gente, la unión de la familias, un día como hoy tan emotivo, generó sentimiento en las personas», indicó Jorge Mejía, uno de los organizadores.

Este festival que reunió a 15 mil personas en la cancha El Dorado, se ha exportado a países como España, Portugal, Argentina y Canadá.