En el popular sector Isla de León, en Cartagena, se realiza un gran almuerzo que será repartido entre mil niños de la zona. Desde hace seis años, una fundación cocina para los más pequeños, una iniciativa que ha sido un gran alivio para muchas familias vulnerables, sobre todo en época de pandemia.

Mil niños entre uno y 13 años, habitantes de los sectores de Isla de León y 14 de Febrero, en el barrio El Pozón, uno de los más empobrecidos de Cartagena, serán los beneficiados con el gran almuerzo comunitario organizado por fundación Sonrisas de León con apoyo de la fundación Copservir.

Podría leer: Retiran a profesor del Distrito señalado de varios casos de abuso sexual

“La primera problemática que encontré acá fue: tengo hambre. La escasez de alimentos es una realidad, muchos niños cuentan con solo un alimento en el día y vaya a ver uno qué es el alimento que se consume un niño”, sostuvo Ross Morales, director de la Fundación Sonrisas de León.

La carencia de comida los llevo a identificar otras problemáticas: “como problemas ambientales, planificación familiar, embarazos a temprana edad, problemas de drogas, desempleo, en fin, todas las problemáticas que vive un sector vulnerable como lo es Isla de León”, precisó Morales.

Lea más: Desde Venezuela se ordenó ataque al presidente Duque y la Brigada 30: Mindefensa

Durante la jornada y previo a servir los mil almuerzos, los niños disfrutaron de talleres de teatro y lectura.

Por protocolos de bioseguridad, los pequeños entraron a las actividades recreativas por grupos de 30 niños, y a la hora de recibir los almuerzos, la logística se organizó para llegar en filas de cinco personas a la fundación, hacer la entrega, ir a sus casas a la respectiva degustación.

Mire también: Caen cuatro vándalos implicados en daño y atraco a bus de Transmilenio

“Nosotros estamos aquí con esa única intención, y es transformar la realidad que se vive en este sector, aportar a un mejor bienestar de vida especial de los niños. Los niños del sector merecen soñar y crecer en mejores condiciones, y sobre todo tener una muy buena nutrición que les permita a ellos un desarrollo óptimo en su crecimiento”, puntualizó Morales.

Desde el año 2016, todos los martes, jueves y sábado la fundación Sonrisas de León entrega más de 600 almuerzos a estos niños, gracias a las donaciones de la misma comunidad, particulares y empresas privadas, pero la meta es que estás actividades sean de forma diaria.