Hoy está operando el 100 por ciento de las empresas de transporte urbano de Barranquilla y el área metropolitana pero no con la totalidad de los buses porque muchos conductores han renunciado.

Pese a los controles anunciados por las autoridades, no todos los transportadores están conformes y creen que las medidas no serán duraderas.

Quizás le interese: Llegan a Colombia las pruebas caseras para la detección del VIH

Conductores señalan que hay vigilancia en la calle, pero reconocen que no alcanzan para los 2.900 buses que circulan en la ciudad.

Los trabajadores creen que tan pronto se vayan de Barranquilla los 700 uniformados que llegaron a esta capital, volverá la presión de los extorsionistas.