Según testigos, la agresora aprovechando un descuido le quitó el cuchillo que usaba una vendedora de aguacates a quien atacó en el pecho, en su huida lesionó a una adulta mayor la cual murió y dejó heridos a dos hombres que se cruzaron por su camino; acto seguido se cortó su cuello.

Gracias a la comunidad y a la rápida reacción de las autoridades la mujer fue detenida y conducida al Hospital Universitario de Bucaramanga donde, según información oficial, se debate entre la vida y la muerte.

De acuerdo al reporte médico de los tres heridos, dos se encuentran fuera de peligro y la vendedora de aguacates permanece bajo pronóstico reservado por los ataques que recibió.

La victimaría, de quien se presume tendría trastornos mentales, habría salido hace poco de la cárcel donde pagó una pena por el asesinato de un familiar.

Ana Mercedes Ariza