La defensora de los Derechos Humanos y asesora del posconflicto de la Alcaldía de Jamundí, Valle del Cauca, Lina Tabares, denunció la amenaza que recibió en la puerta de su casa.

 

Una vez Lina llegó a su hogar, encontró una muñeca que estaba colgada del cuello en la perilla de la puerta con las manos y los pies amarrados y la cara pintada de rojo. Tabares indica que no es la primera vez que la amenazan.

 

Podría interesarle: Antioquia en estado crítico: solo hay 28 camas UCI disponibles, ocupación al 98 %

 

Entre los hechos que ha sufrido la lideresa fue el secuestro por disidencias de las Farc; otro suceso ocurrió en marzo de 2020 cuando evidenció que en el exosto de su carro había un pequeño paquete envuelto en aluminio que contenía 20 gramos de pólvora negra, el cual explotaría una vez ella prendiera el vehículo, hecho que no sucedió, ya que se dio cuenta del paquete y con ayuda de un equipo antiexplosivos se pudo desarmar el artefacto.

 

Otro tercer hecho fue el atentado sicarial, en el cual, le lanzaron explosivos a su casa. Con la amenaza de la muñeca, suma cuatro atentados en su contra por denunciar minería ilegal y los trabajos con varias comunidades del país.

Publicidad

 

Lea también: Restaurante El Cielo en Washington D.C. obtiene una estrella Michelin

 

Actualmente, mantiene con escoltas entregados por la Unidad Nacional de Protección (UNP) y está en investigación los autores de la amenaza.