El concejal de Barranquilla, Juan Camilo Fuentes denunció públicamente a través de redes sociales y habló con NotiCentro1 CM&, que fue víctima del ‘paseo millonario’ en México cuando estaba de vacaciones con su esposa y una pareja de amigos.

Cifuentes relató que al salir de un restaurante fue abordado por policías de ese país quienes le pidieron los documentos; posteriormente, le pidieron que ingresara a un vehículo y allí, señaló que empezó su calvario, pues lo mantuvieron por más de una hora y le solicitaron dinero a cambio de dejarlo en libertad, tanto a él como a su esposa.

Lea más: La nueva ola de COVID bate récords y supera los dos millones de casos diarios

El cabildante barranquillero manifestó que solo se atrevió a hablar en este momento debido a que temía por su seguridad, ya que estaba en tierras extranjeras. De esta manera, está haciendo un llamado a la Cancillería colombiana para que se tome decisiones y medidas para que este tipo de hechos no queden en la impunidad.

“La semana pasada estuve en Ciudad de México y fui víctima de un ‘paseo millonario’, fui secuestrado prácticamente por la Policía, por la misma autoridad mexicana. Saliendo de un restaurante, me pidieron los papeles con una requisa rutinaria para pedirme información”, relató Cifuentes.

Podría leer: Macabro hallazgo: Encuentran muerto a un extranjero en hotel de ‘El Poblado’, en Medellín

“Me pidieron que ingresara a la patrulla y una vez estando en la patrulla, empezaron a amenazarme de que pertenecía a una banda de narcotraficantes colombianos, que me iban a meter preso durante siete años, que yo sabía como era la autoridad mexicana. Me quitaron mis pertenencias, todo el efectivo que tenía”, continúo el concejal.

Asimismo, narró que se llevaron a una persona que iba con él a un cajero automático. “Nos retuvieron durante más de una hora, prácticamente indefensos sobre amenazas”.

Conozca más: (Video) Conductor le disparó a ‘limpia vidrios’ que lo amenazó con un cuchillo en Bogotá

“Otra patrulla distinta recogió a mi esposa con la amiga con la que estábamos; hicieron lo mismo, las llevaron a un cajero automático, les quitaron todo el efectivo y nos tuvieron durante una hora dando vueltas por la ciudad; nos apagaron los celulares. Vivimos momentos muy difíciles, fue muy terrorífico, todo por el hecho de ser colombianos”, precisó el cabildante.

Hasta el momento, ni las autoridades colombianas ni mexicanas se han pronunciado al respecto.