En riesgo se encuentra la legitimidad del concejo de Cartagena, tras la privación de la libertad de 11 de sus miembros y otros dos que están siendo procesados, lo que deja en veremos el futuro de la Corporación al no poder hacer control político a grandes proyectos, como la protección costera y el plan de drenajes fluviales, según el observatorio Funcicar.

Alejandra López, directora de Funcicar, indicó que “necesitamos mínimo nueve concejales para conformar las comisiones y actualmente sólo están habilitados ocho concejales para continuar sesionando. Tenemos incertidumbre sobre la situación judicial de concejales como Javier Curi y David Dager, que también involucrados en este proceso».

Por su parte el presidente del Concejo de Cartagena, Wilson Toncel, aseguró que tal situación ha sido presentada al Consejo de Estado para seguir sus directrices.

«Estamos actuando en relación al Consejo de Estado donde se ha manifestado de la recomposición de los quórum y en estos casos que se presenta la silla vacía», dijo Toncel.

El concejal Javier Curi que está siendo investigado y fue requerido por la Fiscalía no se presentó a la audiencia de imputación de cargos alegando que padece una enfermedad respiratoria, sin embargo asiste a la Corporación donde le cuestionamos sobre su presencia en el recinto.

«Yo no me pronuncio sobre temas de tipo judicial, si estoy aquí es porque la ley me lo permite y los jueces me lo permiten»,dijo Curi.

Los cabildantes Javier Curi y David Dager, ambos del partido Liberal, a pesar de estar vinculados a la investigación por el delito de cohecho y prevaricato en el caso que se surte por la elección de la contralora continúan asistiendo al Concejo. Por los mismos delitos está detenido el exalcalde Manolo Duque, quien renunció a su cargo dando espacio para las próximas elecciones atípicas el 6 de mayo