En la vía Cali – Pance, una megaobra de 5 kilómetros contratada hace 4 años, hoy está abandonada, según el concejal Roberto Rodríguez costó 34.000 millones de pesos y en la actualidad sólo ha avanzado en 1.5 kilómetros.

Señala Rodríguez que Amezquita, el mismo contratista de la vía Pance, ganó el proceso para la construcción de la vía Cali-Jamundí, una obra de cerca de 50.000 millones de pesos.

Roberto Rodríguez, concejal de la ciudad, indicó que «la megaobra Pance, es una obra tan necesitada para esa zona, hoy suspendida, y esa misma persona se gana la obra a Cali-Jamundí, ese mismo contratista es el beneficiario de otros contratos. ¿Cómo es posible que las interventoras de los que han afectado el desarrollo de esta ciudad, tengan la fortuna de ganarse los nuevos contratos?”.

Según la concejal Patricia Molina, la vía Cali-Jamundí fue adjudicada sin planeación, lo que desencadenaría una serie de demandas contra el municipio.

“Se adjudica sin tener el músculo financiero con que responder, todos los problemas en el punto de vista jurídico, una firma que no tiene la experiencia”, indicó Molina. 

Aseguran desde el concejo de Cali que hay seis obras paradas en la ciudad.

“Los contratos del 2 de diciembre a 27 de diciembre de 2016 se encuentran suspendidos. Obras por más de 150.000 millones de pesos suspendidas”, agregó el concejal Rodríguez.

La Alcaldía de Cali respondió por medio de un comunicado de prensa, el mandatario Maurice Armitage señaló:

“La Alcaldía está moralmente tranquila. Estamos seguros de lo que estamos haciendo porque trabajamos con honestidad. Por esa razón también estamos abiertos a cualquier investigación que los entes de control quieran adelantar para comprobarlo”.

El alcalde agregó en el comunicado que las denuncias obedecen a presiones políticas.