Tras la aceptación de cargos por parte de siete soldados regulares del Ejército, por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, el juez de Apía (Risaralda) condenó a seis de ellos, en calidad de coautores, a una pena de 16 años de prisión, y a uno más como cómplice, a ocho años de cárcel.

Se trata de Juan Camilo Morales Provea, Yair Stiven Gonzáles, Juan David Guaidia, José Luis Holguín, Óscar Eduardo Gil, Deyson Andrés Isaza y Luis Fernando Mangareth (cómplice), quienes estaban adscritos al Batallón de Alta Montaña en Génova (Quindío) y servían de apoyo al Batallón de Artillería San Mateo con sede en Pereira.

 

Podría interesarle: “Sabía que tenía esa marca en mis piernas”: Yulimar Rojas tras convertir su salto en récord mundial

 

El ente acusador, a través de fiscales del Grupo de Trabajo Nacional de Género y de la Seccional Bogotá, adelantó más de 160 acciones investigativas que evidenciaron la participación de estos militares en la agresión sexual a una niña de 12 años, de la comunidad indígena Embera, en hechos ocurridos el 21 de junio de 2020 en el corregimiento Santa Cecilia del municipio de Pueblo Rico (Risaralda).

Los uniformados permanecen privados de la libertad desde junio de 2020, cuando fueron capturados en Pereira.