A través de la Sección Especializada de la Fiscalía General de la Nación y por solicitud de esta, fue condenado Jeisson Fabián Chisabe Ortiz, soldado profesional del Ejército Nacional para el momento de los hechos, en enero de 2016, en Villavicencio (Meta).

El ente investigador demostró ante el Juzgado 3o Penal del Circuito Espacializado, que el sentenciado a 14 años y 2 meses de prisión fue quien arrojó una granada de fragmentación contra la vivienda de la víctima, por discusión entre vecinos.

Los delitos que le fueron imputados al capturado fueron los de fabricación, tráfico y/o porte ilegal de armas de uso privativo de las Fuerzas Militares en concurso heterogéneo con terrorismo en grado de tentativa, porque no detonó, a título de solo consumado fue dictada la sentencia contra Chisabe Ortiz.

El juzgado negó la concesión de subrogados penales de suspensión condicional de ejecución de la pena y la sustitución por prisión domiciliaria. El sentenciado permanecía detenido en la cárcel de la ciudad.