Un juez penal de Neiva, avaló los argumentos y elementos de prueba presentados por la Fiscalía y condenó a trece años y nueve meses de prisión a Armado Ariza Quintero, expresidente de una EPS en Huila.

 

La decisión declaró responsable a esta persona de los delitos de fraude procesal, estafa agravada y estafa agravada en grado de tentativa; razón por la cual, se dispuso de captura inmediata para que Ariza cumpla la sentencia en un centro carcelario.

 

Conozca más: Barbarie en Chocó: asesinan a dos menores con machete y le amputan la mano a otro

 

La Fiscalía demostró que en 2009 y 2014, Ariza Quintero estuvo vinculado a recobros ilegales de medicamentos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS), por valor de 1.290 millones de pesos.

 

Parte de esa defraudación, 996 millones de pesos, fue de la Secretaria de Salud de Huila, mientras que la Secretaría de Salud de Boyacá fue afectada en 294 millones de pesos.

 

De acuerdo a la Fiscalía y su oportuna investigación, se frustró el desembolso adicional que se iba a realizar por 3.506 millones de pesos.

 

En video: Atraco a mano armada en un restaurante de Medellín

 

La actividad ilícita consistió en la compra, suministro y manejo de un tratamiento farmacéutico para la hemofilia, que estaba en incluido en el POS; sin embargo, se registró y facturó como no POS. De esta manera, acudió a la figura de recobro para recibir dineros a los que no tenía derecho y ponerlo en manos de terceros.

 

Por estos hechos, el juez compulsó copias para investigar a otras personas, entre funcionarios, médicos y representantes de una distribuidora de medicamentos. Esta decisión es de primera instancia y contra la misma proceden los recursos de ley.