La Sala Penal del Tribunal Superior de Buga condenó a 16 años de cárcel al médico acupunturista Carlos Enrique Ávila, por violar a una paciente de 70 años.

Los hechos se habrían presentado en el 2015 cuando la señora María Odilia Henao, que acompañaba a su hermana mayor al lugar, ingresó al consultorio para recibir un masaje que el terapeuta le habría ofrecido.

Le puede interesar: Presidente Gustavo Petro se reunió con el senador demócrata Chris Coons: ¿Qué le propuso?

Allí se produjo una agresión del terapeuta contra la paciente, “el cual incluyó el acceso carnal por vía vaginal”, afirma el documento de la Sala.

Tras presentarse el abuso, la víctima se dirigió a medicina forense, donde la medica Yakelin Ramírez confirmó que las heridas se asociaban a un episodio de violencia sexual.

El testimonio de la víctima fue plenamente respaldado por las pruebas presentadas, ya que el protector, que llevaba puesto el día del abuso, contenía restos del semen del procesado.

Le recomendamos leer: Carlos Mario Zuluaga es el nuevo nuevo vicecontralor general de la República

El hombre, que había sido capturado en el 2016, fue condenado a 192 meses de prisión, sin oportunidad de que la detención fuese domiciliaria.

Igualmente, el Tribunal destacó los prejuicios con enfoque de género, lo que resalta la visión con la que fue abordado el caso.

“Por manera que, examinado el asunto con relación a parámetros legales y jurisprudenciales atinentes a la violencia en el delito de acceso carnal desde la perspectiva de género, concluyó demostrado que la relación sexual no contó con el consentimiento de María Odilia Henao Aristizábal”, expresó la Sala