Un juez especializado de Cundinamarca condenó a los presuntos integrantes de una organización delincuencial dedicada a la extorsión carcelaria, mediante la modalidad ‘tío – tío’.

 

Los procesados Edwin Julián Barrantes Navarrete, Jasbleidy Andrea Yasno Leiva y Lady Diana Camacho Barragán pagarán 22, 17 y 19 años de cárcel, respectivamente, por los delitos de extorsión agravada y concierto para delinquir agravado.

 

Estas personas contactaban vía telefónica a sus víctimas fingiendo ser un sobrino o un familiar que tenía un problema con la justicia.

 

Mira también: ¿Qué restricciones hay en Bogotá y cómo funcionarán por la alerta roja?

 

Luego, pasaba al teléfono otra persona que, haciéndose pasar por un policía, aducía que les quería ayudar, pero que necesitaba un dinero para sacarlos de supuesto problema judicial.

 

Las víctimas, por temor a que sus familiares pudieran ser judicializados, hacían trasferencias de dinero que oscilaban entre $300.000 y $1.000.000, mediante casas de giros a cuentas de mujeres que reclamaban el dinero producto del ilícito.

Publicidad

El nuevo “teniente” pide más dinero en la estafa

 

Las autoridades han revelado que un nuevo personaje entra en escena a la estafa. Los delincuentes vuelven a llamar porque otro supuesto teniente se había dado cuenta del pago y que a él también tocaba hacerle un giro por un valor similar.

 

En muchos casos, las víctimas son engañadas de nuevo y acceden para evitar que sus familiares terminen tras la rejas.

 

Frente a lo anterior, se determinó que los afectados hicieron depósitos de dinero desde Bogotá, Maní, Cali y Duitama, entre otras ciudades, a cuentas bancarias ubicadas en Cali y Bogotá.

 

Mira además: Muere adulto mayor por presunta negligencia médica, hasta el vigilante amenazó con revolver

Otros datos de la investigación

 

Según la investigación, desde en 2014, el hoy condenado Barrantes Navarrete, desde la cárcel La Esperanza de Guaduas (Cundinamarca), realizaba las llamadas telefónicas con fines extorsivos, mientras que las dos mujeres fueron las que recibieron el dinero reclamado por intermediarios.

 

Cabe anotar que Lady Diana Camacho Barragán está privada de la libertad en la cárcel El Buen Pastor de Bogotá por cuenta de otra sentencia.