El Juzgado 10 de Conocimiento de Bogotá declaró culpable al expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte por el escándalo del ‘Cartel de la Toga’.

Tras más de dos años de juicio, un juez lo condenó por los delitos de cohecho, utilización indebida de información, tráfico de influencias y concierto para delinquir.

El despacho señaló al extogado de liderar una red criminal dedicada a favorecer a personas investigadas, a cambio de millonarias sumas de dinero.

El juez le dio validez a la versión del exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno, quien denunció que hubo actos de corrupción para favorecer a los excongresitas Musa Besaile, y Álvaro Ashton, quienes tenían investigaciones pendientes en la Corte por parapolítica.

Puntualmente, Besaile le habría entregado $2 mil millones de pesos al exfiscal Moreno, y Ashton $600 millones, de una exigencia de $1.200 millones.

El dinero de Ashton fue repartido de la siguiente forma, según Moreno: $100 millones para Luis Ignacio Lyons (abogado del excongresista); $100 para Moreno; $200 millones para Ricaurte y otros 200 millones al exmagistrado Leonidas Bustos.

Publicidad

El despacho también señaló que además de dinero, los clientes de la red de corrupción habrían pagado con nombramientos en entidades como el Fonade.

Según la Fiscalía, Ricaurte se habría aliado con los exmagistrado Leonidas Bustos, Gustavo Malo y el exfiscal Luis Gustavo Moreno para cometer las irregularidades.

En el fallo, el juez también señaló al exmagistrado Camilo Tarquino, y al exfiscal Alfredo Bettín, como integrantes “ocasionales” de la red de corrupción.

El juez además dijo que Ricaurte corrompió a otros funcionarios para su propio beneficio, y sabía que estaba cometiendo un delito, dada su posición como expresidente de la Corte Suprema de Justicia.