La sala penal de la corte condenó al exjefe negociador de las Farc en la Habana, Iván Márquez, por el asesinato del monseñor Isaías Duarte, entonces arzobispo de la Iglesia Católica en Cali.

Su asesinato fue ordenado por el secretariado de las Farc en 2002, en represalia por las críticas que hacía Duarte por el accionar violento de la guerrilla.

En 2011, un juez había condenado a 25 años de prisión al secretariado de las Farc, confirmado en ese momento por Rodrigo Londoño Echeverry, Noel Mata Mata, Jorge Torres Victoria y Luciano Marín Arango, conocido como Iván Márquez.

Le recomendamos leer: Intenso debate sobre la Reforma a la Salud en el Senado

Pero en 2013, el Tribunal Superior de Cali tumbó la condena y los absolvió.

“Es jurídicamente viable concluir que Luciano Marín Arango debe responde como autor mediato del homicidio agravado de monseñor Isaías Duarte Cancino, a pesar de que en la acusación y en la sentencia (condenatoria) de primera instancia, se afirmó que fue determinador”.

La Corte no se pronunció sobre los demás miembros del secretariado involucrados en el caso pues ellos están en competencia de la Jurisdicción Especial para la Paz. Y Márquez, disidente de la llamada Nueva Marquetalia, fue expulsado de la JEP.