Ante la contundencia de los elementos probatorios que tenía la Fiscalía General de la Nación en contra de Jacqueline Hinestroza Rodríguez, la mujer de 35 años decidió hacer un preacuerdo y admitir su responsabilidad en el secuestro de una bebé de dos días de nacida, ocurrido el 29 de julio de 2020 en una clínica de Buenaventura.

Al avalar el acuerdo, el juez tercero penal circuito de esa ciudad condenó a 21 años y tres meses de prisión a Hinestroza, por el delito de secuestro simple agravado.

Publicidad

Cabe recordar que el día de los hechos, la mujer se ganó la confianza de la abuela de la recién nacida, y cuando esta le pidió cargarla mientras ella iba a comprar unos pañales, aprovechó para raptarla y sacarla de la clínica en la que una adolescente de 15 años la dio a luz.

Se llevó a la bebé hasta su vivienda, ubicada en el barrio La Primavera, donde la mantuvo escondida. 

Al día siguiente, el Gaula Militar y agentes de la Unidad de Infancia y Adolescencia de la Policía Nacional llegaron hasta la casa que la comunidad señaló como el sitio donde se encontraba la mujer, y rescataron a la niña.

Tras su captura en flagrancia y la confesión del crimen, la hoy sentenciada cumplirá la pena en el pabellón de mujeres de la Cárcel Distrital de Buenaventura, donde se encuentra recluida desde el 30 de julio de 2020.