El Tribunal de Santander condenó a la Nación por el abuso sexual del que fue víctima una menor de edad por parte de cuatro policías en un hecho ocurrido hace 10 años.

Un dictamen de Medicina Legal fue contundente para que hoy el Tribunal Superior de Justicia de Santander condenara a la Nación a pagar más de 600 millones de pesos a la familia de una niña de 13 años abusada sexualmente por un subintendente y tres patrulleros en un CAI de Bucaramanga.

Los hechos ocurrieron en un CAI al oriente de la ciudad hace 10 años, a donde llegó la menor en busca de un baño.

El subintendente y los tres patrulleros sabiendo que en el lugar no existía tal, procedieron a llevarla a un cuarto oscuro donde abusaron de ella.

Ampliación de esta noticia en el video relacionado.