Fiscales de Meta y Caquetá lograron que dos jueces de conocimiento, ubicados en estas regiones, condenaran de manera ejemplar a dos hombres responsables de abusar sexualmente de tres niñas.

En el primer caso se presentó una sentencia a 42 años y 6 meses de cárcel en contra de un feminicida que abusó sexualmente de una menor.

 

 

El segundo caso se trata de una pena a 22 años de prisión para un hombre que abusó de su propia hija, y también de su hijastra.

Los hechos que motivaron la sentencia se presentaron a finales de 2018 en área rural de Barranca de Upía y Cabuyaro (Meta).

 

 

Se trata de un hombre de 37 años de edad sentenciado a 42 años y 6 meses de cárcel tras ser hallado culpable por el abuso sexual y posterior feminicidio de una menor de 11 años.

El segundo caso ocurrió en Milán (Caquetá), donde vivían dos niñas (hija e hijastra) y el agresor, que aprovechaba los momentos a solas para someterlas por la fuerza, amenazarlas y vulnerarlas sexualmente en varias oportunidades.

Publicidad

 

 

El procesado fue condenado a 22 años y 9 meses de prisión y se le impuso inhabilidad para el ejercicio de derechos y funciones públicas.