Durante los primeros noventa días del aislamiento preventivo decretado por el Gobierno, han sido sancionados 417 conductores de vehículos tipo bus de pasajeros, cerca de cinco sancionados diarios y la inmovilización de 163 automotores por estar movilizándose, sin estar amparados en las 43 excepciones.

Mediante engaños y de forma ilegal ofrecen servicios de transporte a diferentes destinos en redes sociales, cobrando altas sumas de dinero prometiendo viajes a destinos no autorizados por las autoridades administrativas.

Así pues, el más reciente caso se presentó en el Departamento de Atlántico, en la vía que conduce de Calamar a Barranquilla, a la altura del peaje de Sabana Grande, se logró la inmovilización de un vehículo de servicio público especial, transportando 46 pasajeros, entre ellos cinco menores de edad, sin los respectivos permisos y medidas de seguridad con destino a la ciudad capital, les habrían cobrado la suma de 250.000 por pasajero.

Los pasajeros fueron remitidos a sus sitios de origen y se capturó al conductor por el delito de violación de medida sanitaria dejando el caso a recaudo judicial de la ciudad de Barranquilla, además, se verificaron las excepciones de los pasajeros, en donde se impusieron 25 órdenes de comparendo por no estar dentro de las medidas exceptuadas, por un valor de 936.320 por infringir el código nacional de seguridad y convivencia ciudadana.