Decenas de conductores de buses intermunicipales salieron este miércoles a las calles de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, entre otras ciudades, clamando al Gobierno nacional que les permita retomar operaciones.

Los conductores de buses intermunicipales en Bogotá piden que les permitan retomar operaciones a partir del 1 de junio, este gremio lleva dos meses paralizado y urgen una reapertura,  afirman que los costos operacionales son muy altos mensualmente, superando los seis millones de pesos.

Los conductores intermunicipales de Antioquia, que suman 105 mil, dicen que hay grandes pérdidas económicas, 4.800 buses han estado parados en lo que va de la cuarentena con pérdidas aproximadas de 90 mil millones de pesos.

En Cali los gerentes de las empresas de transporte afirman que el 99.5 % de los buses están parados.

Los conductores piden que les permitan trabajar a una capacidad entre el 50% y 70 % con todos los protocolos de bioseguridad necesarios, ya que es necesario para sostener sus vehículos y a sus familias.