El presidente Iván Duque, y la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, confirmaron este martes la construcción de la Línea 2 del metro de Bogotá, que operará en las localidades de Chapinero, Barrios Unidos, Engativá y Suba, beneficiará a cerca de 2 millones y medio de ciudadanos y podrá generar más de 5000 empleos directos durante su construcción.

“Son 16 kilómetros de vida, de oportunidades, de dignidad, para la felicidad, para la educación, para el trabajo. Son 16 kilómetros para honrar nuestro compromiso con el cambio climático, con el desarrollo sostenible, que reemplazaran miles de buses contaminantes, que le hacen desperdiciar aire, calidad de vida y tiempo a nuestros ciudadanos”, sostuvo la mandataria local.

La alcaldesa resaltó que la Línea 2, se convierte en una oportunidad de revitalización urbana para la localidad de Suba, donde se construirá toda una ciudadela del cuidado y la educación. Agregó que en el POT se contempla que las estaciones del Metro y sus alrededores tengan equipamientos para poner en funcionamiento servicios de cuidado y convertir al Metro de Bogotá en un gran aliado del Sistema Distrital de Cuidado.

 

Le puede interesar: Conmoción por el asesinato de una bailarina en Yumbo, Valle del Cauca

 

Por su parte, el presidente reafirmó el apoyo de su Gobierno a un proyecto que calificó de fundamental, no solo para Bogotá sino para todo el país.

“Este es un mensaje muy poderoso para la ciudadanía. Si alguien tiene duda que en Colombia somos capaces de concentrarnos en lo que nos une y no en lo que nos divide, hoy tiene su respuesta. Porque este no es un proyecto ni vanidoso, ni individual, este no es el proyecto de Claudia López o de Iván Duque, es un proyecto para el país, para la ciudad, y que cuando lo estén inaugurando ni usted ni yo vamos a estar en el ejercicio de estos cargos. El mensaje de fondo es lo que significa la verdadera política, y es pensar en la próxima generación, y no en la próxima elección”, aseguró Duque.

La nueva línea, cuyo costo se estima en aproximadamente 13 billones de pesos, comenzará en la localidad de Chapinero, donde se conectará con la PLMB-T1, y atravesará las localidades de Barrios Unidos, Engativá y Suba, hasta llegar al sector de Fontanar del Río, en el extremo noroccidental de la ciudad, donde quedará el patio taller de esta nueva línea. En total, tendrá una extensión de 15,8 kilómetros, de los cuales, la gran mayoría serán subterráneos.

 

Vea también: Comisario de familia que golpeó a mujer en Bucaramanga fue nombrado oficialmente

A lo largo del trazado se construirán 11 estaciones, ocho de ellas bajo tierra, ubicadas, las primeras cinco, sobre la calle 72: con carrera 11, NQS, avenida 68, avenida Boyacá y avenida Ciudad de Cali; luego irán tres estaciones más sobre la avenida Cali: con calle 80, calle 90 y carrera 93; las estaciones 9 y 10 serán soterradas y estarán en la ALO, con las calles 130a y 143a, y la 11, la única elevada de este tramo, en la avenida Suba con carrera 145A.

Desde esta última estación hasta Chapinero, los ciudadanos tardarán 22 minutos, y 44 minutos hasta el centro histórico, lo que significará una disminución de media hora, un 42 % en los tiempos de viaje de los habitantes de esta localidad y, por ende, una evidente mejora en su calidad de vida, dejando más tiempo para la familia y menos tiempo para el trancón.

Se calcula que la Línea 2 del metro de Bogotá iniciará operación en el año 2030, con 23 trenes de seis vagones cada uno, movilizando unos 45.000 pasajeros por hora en cada sentido y generando alrededor de un millón y medio de viajes diarios al sistema metro de la ciudad.