El Consejo de Estado confirmó la nulidad de la elección de Antonio Quinto Guerra como alcalde de Cartagena, la cual había sido decretada en primera instancia por el Tribunal Administrativo de Bolívar.

La Sección Quinta de esa corporación señaló que el exmandatario estaba inhabilitado para ejercer el cargo por haber sido contratista del Ministerio de Vivienda a menos de un año de su elección.

Según el demandante, Quinto Guerra suscribió un contrato de prestación de servicios con dicha entidad pública para ejecutar recursos de agua potable y saneamiento básicos en el departamento de Bolívar.

El alto tribunal encontró que Antonio Quinto Guerra, al suscribir una adición a ese contrato, lo que hizo fue celebrar uno nuevo y ahí se configuró la inhabilidad del exalcalde.

Por otra parte, la misma Sección Quinta negó la nulidad de la elección de los actuales magistrados del Consejo Nacional Electoral [CNE] al considerar que no existen inhabilidades que les impidan desempeñar su cargo.

En el fallo se advirtió que ya no se encuentra vigente una disposición que le impedía a quien aspirara a magistrado del CNE haberse desempeñado como parlamentario dos años antes.

Nancy Torres Leal