Preocupada por la situación de violencia que está viviendo Colombia en las zonas más vulnerables, la Comisión de la Verdad retoma este miércoles los diálogos con las regiones con la participación del procurador general, Fernando Carrillo, y del director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

La Comisión de la Verdad, que tiene como propósito esclarecer todo lo que ha sucedido en el conflicto interno en Colombia y cuya misión primordial es la satisfacción de las víctimas y la no repetición de los hechos violentos, preocupada por el rebrote de la guerra, reinicia mañana diálogos regionales para buscar soluciones de fondo a esta situación.

“Tenemos que preguntarnos en serio por qué el conflicto armado se recicla y continúa, como se pone de manifiesto con el asesinato de los líderes sociales. Pero también en tantas expresiones que hacen que Colombia no acabe de salir de estas situaciones de durísima violencia, a pesar de nuestros grandes esfuerzos por la paz”, sostiene el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

En la sesión de la Comisión de la Verdad, que tratará las problemáticas del Catatumbo, el Bajo Cauca antioqueño, el Bajo Atrato  y el Cauca, participarán delegados de dichas comunidades, el procurador general Fernado Carrillo, el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, y el consejero para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín, entre otros.