Con 70 votos a favor, la Plenaria del Senado aprobó en último debate el proyecto de ley que regula la creación, conformación y funcionamiento de las comisarías de familia con el fin de prevenir la violencia en el contexto familiar y proteger y atender oportunamente a quienes sean víctimas de ella.

La iniciativa busca garantizar el acceso a la justicia con una mejor atención especializada e interdisciplinaria por parte de los comisarios de familia y profesionales en psicología y trabajo social.

Publicidad

 

Le puede interesar: Otro cartel empresarial, al descubierto

 

De igual manera, dar solución a tres problemas principales: el diseño institucional de las comisarías de familia, las dificultades para lograr un buen desempeño y la carencia de un sistema de información.

De acuerdo con el ministro de Justicia, Wilson Ruiz Orejuela, este proyecto también busca plantear una competencia especializada de los comisarios de familia y de profesionales en psicología y trabajo social; así como depurar sus funciones.

“Con varias disposiciones normativas esperamos mejorar las condiciones laborales de los equipos de las comisarías. No solo frente a las dificultades para cumplir a cabalidad con su labor, sino también en lo relacionado con la sobrecarga laboral que desborda sus capacidades”, afirmó el alto funcionario.