La queja de una ciudadana ante el Ministerio de Salud hizo que la entidad les recordara a todas las prestadoras del servicio, que los pacientes cuyos aportes no han sido realizados por la empresa, pero sí descontados de su sueldo, tienen derecho a ser atendidos.

Por eso, si usted ha visto reflejada esta deducción mensual, que corresponde al 4% de su salario, y los pagos no aparecen en los registros, los costos de su atención médica y los de su familia, deben ser cubiertos por de la EPS, que posteriormente enviará cuenta de cobro a su empleador.

Pero si la mora se da porque su empresa no hizo el pago, pero tampoco descontó de su salario, la EPS no está obligada a atenderlo, a menos que se trate de atención a gestantes y menores de edad.

Vale recordar que el no pago por dos meses consecutivos origina la suspensión de la afiliación, así como de la prestación de los servicios de salud.