El Consejo de Estado revocó el fallo que había adoptado esa misma alta corte y que había ordenado la suspensión del Decreto 571 de 2021, que autorizó la figura de la asistencia militar en ciudades, en contextos de protesta social.

La Sección Segunda del Consejo de Estado tumbó el fallo adoptado por la Sección Cuarta del alto tribunal, el pasado mes de julio, y que había amparado los derechos fundamentales a la protesta social, a la vida e integridad personal de los accionantes -oriundos de Cali– y de los demás manifestantes en todo el país.

 

Le puede interesar: Se consolida coalición de la Experiencia

 

El nuevo fallo advierte que “no se observa conducta concreta de la cual se pueda inferir la afectación de los derechos fundamentales deprecados por la parte actora y, menos aún, una relación de causalidad directa que justifique a la parte activa en el presente asunto para promover este reclamo constitucional, en atención a que no estableció de manera clara y precisa la situación concreta o la manera en que la aplicación de la figura de la “asistencia militar” podría afectar directamente sus derechos fundamentales”.