El Consejo de Estado admitió una tutela que presentó Karla Gómez Carvajal, esposa del capitán Germán Alejandro Rivera, uno de los 21 exmilitares colombianos que viajaron a Haití y que presuntamente participaron en el magnicidio del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio de 2021.

En la tutela solicita el amparo de los derechos a la vida digna y al debido proceso de su esposo pues cuestiona que él está siendo “perseguido” por hechos que no han sido esclarecidos; que no se le ha brindado asistencia consular, que no han permitido visitas familiares y que presuntamente le están brindando malos tratos al mantenerlo incomunicado.

 

Le puede interesar: Bebé quedó ciego y sufrió daños cerebrales; su mamá lo dejó en el carro por ir a jugar bingo

 

En la acción judicial exige al presidente de la República y a la vicepresidenta que “tomen las medidas legales nacionales e internacionales a que haya lugar, para que el Gobierno colombiano y los familiares de los detenidos tengamos acceso a la verificación permanente, incluso diaria, de las condiciones físicas y mentales de los detenidos; lo anterior, debido a que los capturados no cuentan con un abogado defensor y se han interrumpido abrupta y totalmente toda comunicación entre ellos y las familias (…) situación que imposibilita que podamos tener certeza sobre el estado de salud, y las pruebas de supervivencia que se ameritan a raíz de la grave violación a los derechos humanos que se ha puesto en evidencia”.

La Cancillería advirtió que por gestión del cónsul honorario de Colombia en Haití, Julio César Santa Martínez, se han realizado 12 visitas a la cárcel con familiares de Rivera.

 

Vea también: Justicia española autoriza extradición a Colombia del empresario Carlos Mattos

 

“Existe la discrecionalidad por parte del Gobierno haitiano para determinar los procedimientos administrativos y su reglamentación en el territorio nacional en cuanto a los privados de la libertad se refiere. En ese marco, las gestiones de nuestros consulados carecen de cualquier fuerza coercitiva por tener nuestros cónsules y personal diplomático, que ser respetuosos del ordenamiento jurídico del estado receptor”, advirtió la Cancillería.

 

“Nos encontramos a la espera de una respuesta oficial por parte de las autoridades judiciales y de la Policía haitiana, en relación con la información sobre el estado del proceso y de las investigaciones que se están adelantando para esclarecer los hechos en los que lamentablemente falleció el presidente Jovenel Moïse”, agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores.