La Sala Plena del Consejo de Estado anuló el acto por medio del cual la Sala Administrativa del Consejo Superior convocó la confirmación de las ternas para integrar la Comisión Nacional de Disciplina Judicial.

El alto tribunal tomó la decisión al determinar que la Constitución exige que ese tipo de procesos deben estar regulados previamente por la ley.

“Por tratarse de la elección de los magistrados, hace parte de la Rama Judicial y por tanto tiene que haber una ley estatutaria que regule el trámite de su elección”, explicó una fuente de la corporación judicial.

Por lo que hasta tanto el Congreso de la República no reglamente el trámite de la elección, la Comisión de Disciplina Judicial no podrá entrar en funcionamiento y continuará en sus funciones la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.