Contrario a lo que asegura el vicepresidente, ya hay 150 casas construidas en el nuevo Gramalote y a ese ritmo se considera que a finales del año estarán listas las 400 que tendrá el pueblo.