Los Constructores Carlos Solarte y su hija Paola Solarte se declararon inocentes de los cargos que les formuló la Fiscalía por las presuntas irregularidades que rodearon la adjudicación del Túnel de Tunjuelo-Canoas y Odebrecht.

Los Solarte, quienes figuran como representante legales de CASS Constructores, no aceptaron los cargos que les imputó la Fiscalía.

El ente investigador los señala de integrar parte del Consorcio Canoas, junto con la polémica firma Odebrecht, para la construcción del túnel Tunjuelo Canoas.

Los Solarte se declararon inocentes de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación y cohecho por dar u ofrecer.

La Fiscalía señala que en dicho contrato, suscrito durante la administración del exalcalde de Bogotá Samuel Moreno, se habría presentado pagos de coimas por parte de Odebrecht.