A la fecha, el total de personas positivas por el COVID-19 asciende a 28 trabajadores del contratista. EPM está a la espera de los resultados de las 2.204 pruebas restantes, que fueron efectuadas durante esta semana y que se conocerán de manera paulatina por parte de la Universidad de Antioquia.

Hasta el momento, los contratistas positivos por COVID-19 tienen síntomas leves de la enfermedad, por lo que se ha dispuesto de un espacio dentro de los campamentos del proyecto, adecuado para que permanezcan aislados y bajo la observación de un equipo de ocho médicos, quienes con el apoyo de la Cruz Roja brindan los cuidados a los pacientes, mientras se realiza su traslado de manera segura y con todos los protocolos a Medellín.

La empresa, en coordinación con las autoridades de Salud, optó por la movilización de las personas infectadas con COVID-19 hacia Medellín por dos razones principales: facilitar una atención hospitalaria y oportuna por parte de sus EPS, en caso de que se requiera, y defender a las comunidades cercanas al proyecto de la propagación del virus. Además, al evitar que personas contagiadas se desplacen a sus localidades de origen para su atención o recuperación, se protege la salud de las poblaciones.

En Medellín, los contratistas contagiados por el nuevo coronavirus permanecen en instalaciones aisladas y cómodas para facilitar su descanso y recuperación, y están bajo el seguimiento del equipo médico de las EPS, que vigila la evolución de los síntomas y vela por el bienestar de los pacientes.